Gracia y Compasión


“Gracia y Compasión”

El hombre justo en el Salmo 112 es descrito como alguien lleno de compasión y gracia. Estas poderosas cualidades también son atributos de Jesucristo.

La gracia de Dios no se puede ganar y es dada en abundancia. Es un regalo gratuito. A algunas personas les cuesta aceptar que la gracia es suficiente –  quieren hacer algo más para ganarla ellos mismos. Pero Romanos 5:20-21 nos dice:

“Y la ley se introdujo para que abundara la transgresión, pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia, para que así como el pecado reinó en la muerte, así también la gracia reine por medio de la justicia para vida eterna, mediante Jesucristo nuestro Señor” (NTV)

 Puede que hayas cometido grandes errores en tu vida, pero la gracia de Dios es más grande que tu pecado. No hay nada más que debas hacer, que tomar la decisión de entregarle tu vida a Jesús, pedir su perdón y aceptar su favor inmerecido y su bendición en tu vida.

La compasión es otra característica poderosa de Dios. Cada vez que Jesús era movido por la compasión, algo poderoso sucedía. “Cuando Jesús desembarcó y vio a tanta gente, tuvo compasión de ellos…” (Mateo 14:14 NVI)

Al enfrentar una situación difícil, la naturaleza humana fácilmente se inclina hacia la lástima, pero la verdad es que la lástima no siempre es lo que se necesita. La lástima se identifica con el problema o con el dolor, pero se enfoca en la solución y en ayudarte a seguir adelante.

La compasión, junto con la gracia de Dios, es una fuerza poderosa que activa las respuestas de Dios para tu vida.

TU VIDA DIARIA

Puede que en ocasiones hayas caído, pero la gracia de Dios es más fuerte que tu debilidad. No confundas la lástima con la compasión en las personas con las que te rodeas. Anímate y busca las respuestas de Dios para ti.

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.