Una conversación con Dios


Dios no quiere ser tan sólo alguien sobre quien has escuchado alguna que otra cosa, ¡Él quiere que lleguen a ser amigos! Puede que él haya sido un extraño para ti, pero eso puede cambiar. ¡Dios quiere que eso cambie! Tal como mencionamos ayer, Dios quiere revelarte quién Él es a través de la Biblia, pero él también quiere hacerlo a través de la oración.

¿Qué es entonces la oración? Puedes decir que es una conversación con Dios. La verdad es que no tiene reglas. Lo único que requiere es que simplemente seas tú mismo delante de Dios. Yo lo hago todo el tiempo, a veces charlo con Dios cuando estoy en casa, cuando estoy manejando, cuando camino por la calle, e incluso antes de ir a dormir, porque Dios siempre está disponible y con ganas de pasar tiempo con nosotros. Él nunca nos deja y está siempre interesado en cada detalle de nuestra vida.

Puedes contarle acerca de tu día, cómo te sientes, cuales son tus sueños, puede que quieras pedirle ayuda, o puedes agradecerle por lo que sea que estés agradecido. Su Palabra dice que debemos “¡Orar por todo!”, sin importar cuan pequeño o insignificante algo nos pueda parecer a nosotros.

Pero al igual que en todas las amistades, también vas a querer tomarte el tiempo de escu-char. Dios también quiere contarnos acerca de quién Él es, y quiere mostrarnos sus planes. ¡Él continuamente nos quiere alentar y fortalecer nuestra fe! Él tiene grandes cosas para tu vida y, en la medida que lo vayas conociendo más y más a través de la oración, vas a descubrir la mejor amistad que jamás pudieras imaginar.

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.” Filipenses 4:6 (NTV)

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.